La Casa, 10 años construyendo en el presente, el futuro que soñamos

El Espacio Sociocultural La Casa es mucho más que cuatro paredes y un tejado lleno de actividades y eventos. En estos 10 años de andar lento y constante, las personas que lo habitamos hemos aprendido una misma lengua común, un idioma en el que nos reconocemos y a través de él encontramos nuestro lugar en el mundo, construyéndolo a fisquitos.

Hemos aprendido juntas a correr sin prisas y a mirar más allá del horizonte posible, para que sean posibles los que soñamos. A ir tallando, al golpito, un mundo mejor para nosotras y siempre con otras, en el que la justicia social, la dignidad compartida, el reinado de la palabra ante la fuerza, la independencia y la autogestión, emigren desde nuestros panfletos a nuestra realidad palpable y contable. A mirar y soñar con ojos colectivos, para que todas vivamos en las otras convencidas en que no hay más salida que la que se piensa y realiza de manera colectiva.

La Casa, sin quererlo nosotras y a pesar de su aparente sencillez, tiene el mejor nombre posible. Porque en ella habitamos y ella nos habita también. Nos protege con su techo de teja roja y canaria de las tormentas cargadas de represiones, antiguas y nuevas, de los llantos en soledad y el expolio de la esperanza. Nos calienta en sus paredes del frío gélido de las derrotas de a fuera. Nos cobija en el calor de una familia que traspasa sus puertas y ventanas y que crece en cada esquina del nuestro, y de otros pueblos que tejen rebeldías y paren resistencias en otras “casas” que también son las nuestras.

Celebramos 10 años de este camino compartido que sólo comienza. 10 años de hacer de nuestros sueños sus pesadillas. De este parir en paralelo y en chiquito otra sociedad posible, una demostración de que está en nuestras manos y en nuestros corazones el nacer a la Utopía. No a la que se aleja cuando caminamos, sino la que llega al encuentro de la gentes de abajo para hacer cuentas con la historia y el presente que luchamos.

Seguiremos habitando la resistencia. Porque como el viejo Antonio, el de Los Zapatistas, nos enseñó: “los arroyos cuando bajan ya no tienen regreso, más que bajo tierra.” Por eso caminamos con la urgencia del andar despacio, porque nuestra lucha es para siempre y se refuerza a diario, empeñadas en “construir en el presente el futuro que soñamos.”

Espacio Social La Casa

10 aniversario.

Junio de 2014.

cartel10añosB

Existe una Casa con fe en la esperanza,
que tiene las ganas de un primer amor,
que avanza despacio pero no descansa,
de grito en los ojos y fuego en la voz.

Habitan la Casa personas gigantes,
de grandes las ansias por la libertad,
que saben que existe una parte del cuento,
que nunca quién manda nos quiere contar.

Se mezcla en La Casa lo digno en el sueño,
lo noble en el alma, lo bello en luchar,
se prestan las fuerzas cuando no te alcanzan,
se forjan senderos para el caminar.

Existe una Casa que es casa de todas,
las gentes que buscan cambiar el cristal,
que marca el color del sistema que oprime,
que quiere otro mundo poder inventar.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s